martes, 15 de mayo de 2018

Si amas a Dios, sabes que Dios es Vivo

En Sueño Profético hablaban de los Elegidos que Dios les hizo ver lo que no ven los ojos del cuerpo.

El cuerpo ve lo que el espíritu le está haciendo imagen, bien en bien o en mal.

Dijo uno:

Cuando alguien dice “yo veo, oigo o me manda Dios”, debería el hombre dejarlo todo por acudir a este Lugar que dice lo que se ha dictado. Esto, con honradez, poniendo a Dios delante, te daría la verdad o la mentira. Esto, en muchos de los casos que se oyen, puede ser verdad o mentira. Mentira sin que, el que lo diga, quiera mentir. Pero son cosas distintas a estos arrobos que Dios manda que queden escritos apartando inteligencia material. Aquí no tiene sitio el engaño, porque lo Divino lleva delante y detrás la acción, como Dios tiene mandado. Que este Mando de Dios es el que el hombre no puede tapar. Queda escrito lo del espíritu, y la acción de Dios va publicando.

Desperté, oí:

¡Qué mal lo está haciendo
el que conoce este caso
y vive dando desprecio!

Estos Dictados se ponen
en manos de creyentes
y de incrédulos.

Si el incrédulo responde mal,
el creyente lo está poniendo
en mejor lugar.

Porque al creer y no buscar,
la disculpa no le va.

Se ha dejado para el final
al que dice que a Dios ama:
éste ama sin sentir.

Si amas a Dios,
sabes que Dios es Vivo,
que está presente en todas partes
y que siempre tendrá Elegidos.

Si estos Escritos no veneras,
tú este Amor no has sentido.


***

Libro 31 - Te Habla el Profeta - Tomo IV - C5