viernes, 22 de junio de 2018

Dios manda sus Palabras para todos

En Sueño Profético hablaban de la fuerza del mal y del gran Poder de Dios. Decían:

El mal tiene fuerza, porque el hombre le deja la fuerza.

Si los hombres amaran a Dios, cada uno en su sitio, el mal quedaría al descubierto y derrotado.

El mal tiene fuerzas, porque el hombre le abre las puertas.

Comparemos estas Comunicaciones tan claras, que Dios manda que sean publicadas al mundo entero, con gran sencillez para poder ver que son dichas en su Reino, y que Representes de Dios e Iglesias tengan este abandono, dejando que los espíritus del mal ofendan a Dios por esta indiferencia, queriendo demostrar que son buenos los que más les pertenece hacer publicación, por administrar Poderes de Dios.

Desperté, oí:

Dios manda sus Palabras para todos, sin diferencia de sexo ni clase.

Pero para darlas a conocer son más aceptadas si son cundidas por los que representa a Él.

Se une más el que no quiere que se hable de Dios vivo, que el que dice que Lo ama y cree que está Vivo en su Reino.

Si los pocos que Lo aman se unieran, harían que pensaran en la muerte los que les cierran las puertas a estas Palabras.

Si el cuerpo no muriera, como el espíritu, Dios le permitiría a la Iglesia el silencio a estos escritos.

Tienen 28 años de silencio sin disculpa, aunque presenten pretextos.


***

Libro 24 - Dios No Quiere, Permite - Tomo IV - C4