jueves, 21 de junio de 2018

El no creer, hace desprecio a estas Palabras

En Sueño Profético decían:

Si creyeran que tu espíritu es Aquí traído para llevar Enseñanza de este Reino, no podían hacer la contra a este “Diciendo”, porque esta Enseñanza les lleva siempre a caminos buenos y siempre dará consejo para no perder el Cielo; lleva alegrías al espíritu, que el espíritu es el que agranda o achica los sufrimientos; al cuerpo le pone stop en el dolor, y ya es enfermo con consuelo; el pecado huye del que Dios trae al Cielo; si lo va a hacer no lo hace y, si lo hizo, le siembra remordimientos, y ya acude al Perdón que Dios le manda del Cielo. Todo esto es lo que hace el contestar de este Cielo en el Lugar que Dios coge para que lleve el Mensaje de que Dios es Vivo y no es muerto.

Dijo uno:

Si creyeran que Aquí están los muertos que ahí muertos vieron, pero que no están muertos, Ministros y seglares no podrían pasar día sin este Mensaje que lleva al Camino de la Vida Eterna. Aquí está muerto el que ahí ven vivo y desprecia lo que Dios quiere que sea publicado para todas las razas del mundo.

Desperté, oí:

El no creer, hace desprecio a estas Palabras.

Al no creer, no se corrigen sus faltas.

Si esto no fuera de Dios, tendrían que tener venganza cuando buscaran a Dios en los momentos que Lo buscan porque les llegó oración.

La oración, del que está al Mando de Dios.

¡Es pena ir repartiendo este Mando que da Dios, y el hombre dando desprecio!

Si se viera una imagen de todo el bien que va dejando el que Dios tiene Elegido, para el bueno y para el malo tendrían que pedir el Perdón por haber dado mal pago a la Palabra de Dios.

Para el bueno, para que practique lo bueno y lo bueno vaya contagiando.

Y para el malo, para que piense: “yo también puedo ser bueno y morir ya perdonado”.

Porque Dios se hizo Hombre sabiendo que el hombre quería ser perdonado.



***

Libro 32 - La Palabra del Creador - Tomo III - C2