domingo, 3 de junio de 2018

Los Caminos de Dios

En Sueño Profético hablaban de los caminos de Dios. Decían:

Cada palabra tiene un camino, pero todos son un mismo camino para llegar a Él.

Primer camino: tener siempre intranquilidad por oír sus Palabras, ofrecerte a Él para que te mande donde quiera y que el servicio esté hecho con alegría y contento, sin pensar: “El Mando no está bien mandado”. Éste es el primer camino. De éste ya salen todos. Este camino te avisa cuando vas a irte de él. Te ponen indiferencia y te quieren presentar otros caminos más anchos en los que Dios ya no está, y te llevan a la memoria: “Yo qué sé cuál será el camino mejor, yo vivo a mi manera, no hago mal a nadie, cada uno que viva como quiera”.

Desperté, oí:

El Camino de Dios
siempre tiene un caminante,
que te pregunta o te dice
dónde habla Dios
o dónde dicen que Dios habla.

El Camino de Dios
siempre es lo mismo,
pero hay quien lo tuvo más cerca
y quien más lejos lo tuvo.

Y hay quien de él se salió
porque el Amor a Dios
para él era sacrificio.

Tienes que decir:
“¡Señor, mándame lo que Tú quieras!,
que tu camino lo sigo
aunque yo no Te entendiera.
Pero Te pido, Señor,
que no me quites el Mando,
porque antes el castigo quiero yo”.

Este es el mejor Camino
para estar siempre con Dios.


***

Libro 29 - Dios Manda en Su Gloria que Enseñen - Tomo IV - C2