sábado, 30 de junio de 2018

Mi Reino no es de este mundo

En Sueño Profético decían:

No tiene explicación que el hombre quiera la muerte de aquel que elige Dios. Y no tiene explicación que no busque este Lugar el que representa a Dios.

Son actuaciones que dejan al descubierto al que dice “yo amo a Dios”.

Dijo uno:

¿Qué ley puede castigarte cuando tú quieras saber lo que de la Gloria Él hoy mande?

Puede despreciarte el que a Dios no quiera, pero no castigarte cuando tú vivas estas Palabras y enseñes a vivirlas con la Paz delante y la ayuda que Dios mande, que es la caridad y consolar al afligido y tener siempre delante las Palabras que Dios dijo:

Mi Reino no es de este mundo. El que Me busca, Me encuentra, porque Yo ya lo estoy esperando”.

Desperté, oí:

Si al que dice que a Dios ama, nunca le faltara este Amor, no podría vivir sin buscar sus Palabras.

Dejaría lo de la Tierra, porque en la Tierra no está su Reino.

Y buscaría el Lugar que hoy sigue las mismas Palabras diciendo.

No tiene disculpa ni explicación el no acudir ni querer saber lo que en la Gloria manda Dios.

El hombre cree que adora maltratando al Elegido.

Y pone como final: “Maltratado fue Dios Hijo”.

Y ya, como final del Mensaje, mandan en la Gloria que se dicte que el que no ama, jamás puede salvarse.


***

Libro 27 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo II - C3