martes, 2 de octubre de 2018

El Mando Divino sigue en Flotación

En Sueño Profético decían:

Repite más el hombre lo que no se debió hacer y lo que no está bien hecho, que lo que debe hacerse porque va dando buen ejemplo.

Todo el mal que Le hicieron a Dios en la Tierra cuando Lo vieron de Hombre, quiere el hombre seguir y lo sigue haciendo. Y para disculparse del mal que está repitiendo, te saca todo lo que hicieron espíritus satánicos que vivían con cuerpo.

En todo lo de Dios, cuanta más verdad vea el hombre, más lucha tiene en su interior para que no sea. Aquí, en este Caso, no sirven las barreras que los demonios luchan por poner.

Aquí pueden ver, que si este Mando Dios no lo diera, ¿quién podría enfrentarse, buscando recursos a escala internacional, en vez de frenarse?

Si el hombre pensara en esta Grandeza, a gritos pediría el Perdón.

Desperté, oí:

No puede negar el hombre, que está despreciando lo que Dios le está mandando día a día, como la vida del cuerpo.

No puede llegar el día que quieran engañar a Dios, diciendo: “yo no oí nada de esto”.

No puede llegar el día de la disculpa, por ser Dios el que manda:

Que Me ves, publícalo”.

Y esta obediencia se cumple.

Se cumple y se empezó a cundir en los primeros arrobos en los que Dios cogió a este Lugar de Portavoz para la Palabras que Dios diera al espíritu.

Son pocos los que no han oído hablar de lo espiritual –sobrenatural– y de la vida material al servicio del necesitado.

Son pocos los que no han oído este Caso, y muchos los que lo desprecian. Que hoy no pueden presentar otro igual a éste.

El Mando Divino sigue en Flotación, que es la Fuerza del Espíritu.

Esta Flotación no tiene imagen, nada más que para este espíritu.


***

Libro 25 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo III - C4