domingo, 4 de noviembre de 2018

El día está con Dios

En Sueño Profético hablaban de estos Escritos dictados en Gloria. Decían:

Estos temas –“Palabras y Hechos de Jesús”, que no aparecen en ningún sitio y que son iguales a los que hay con el nombre de Evangelio–, al leerlos, tu mente y tu lengua tienen que decir Dios, que es de donde vienen.

Dijo uno:

Se ha repitiendo muchas veces, que si fueran palabras dichas sin justificantes –que van de Dios y que son los que acercan a Dios–, retirarían y descubrirían la hipocresía a la Presencia de Dios. Esto es no creer o creer y no amar a Dios. Esta actuación es sordera diabólica.

¡Cómo no pensarán en la muerte de su cuerpo!

¡Cómo no pensaran: si yo oculto Esto, yo a Dios no defiendo!

¡Cómo no pensarán en las Palabras que Dios dijo cuando vivió con Cuerpo de Hombre con el hombre!:

Y vendrá mi Espíritu”.

No puso clase ni sexo.

Muchas cosas Me quedan por deciros, que las diré en el Lugar que acepte sufrimiento y Me siga”.

Desperté, oí:

Daba pena por Dios el oír estas Palabras, y miedo por el hombre.

Esto es decirle no al día y querer decir noche.

Pero es peor todavía, porque el día está con Dios.

Pero al no querer que se nombre a Dios ni se diga que está Vivo con Cuerpo y que dice que se diga, el hombre está demostrando que a más Amor Dios le manda, más desprecio Le da a cambio.

No llevan camino limpio ni la cultura ni el adelanto.


***

Libro 28 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo V - C2