jueves, 28 de enero de 2010

Pedir a Dios - Libro 40 - Dios Manda en Su Gloria Que Enseñen - Pag. 116-117-118


...Leer en Inglés

En Sueño Profético decían:

Si buscas a Dios, piensa que Él ya te espera. Si buscas a Dios, que primero vaya la Confianza con Amor.

Dijo uno:

Petición con Confianza, ten por seguro que la alcanzas, porque Dios quiere que le pidan sin dudas y con alegría.

Hay quien pide con desafío, porque lo que pide en la Tierra no puede ser concedido. Esta petición le da miedo el oírla al que vive para Dios.

El que Dios Elige, siempre con Amor pidió, y tuvo momentos de grandes sufrimientos, y sabía que Dios se los podía quitar, pero nunca culpó al Poder de Dios.

Las palabras del Elegido son: “Señor, cuando Tú lo permites, tendrá su explicación. Tú sufres más que yo y permites al hombre que no te quiera por Amor o por temor al día que su cuerpo muera”.

Desperté, oí:

En este arrobo nombraban mucho el sufrir del hombre y el permitir de Dios.

Pedir con Confianza o pedir desafiando a Dios.

Decían, que al que Dios Elige, la Confianza y la Fe le hacían vivir lo que pedía, antes de que Dios la petición concediera.

Y es que la Fe ve lo que los ojos no están viendo.

La Confianza en Dios es llave en la mano, que sabes que la puerta tienes abierta y no tienes que llamar.

Dios irá concediendo lo que pedido está ya.

Todas estas Enseñanzas tienen que ser publicadas.

Para que el hombre pida sabiendo que Dios petición le da.

Puede que tú no la veas hasta que salga a la luz y deje la oscuridad.

Pide a Dios sin descanso, sabiendo que Él puede darlo.

Pero en cada petición, que más grande sea el Amor.

Hay peticiones, que si Dios las concediera, luego, el sufrimiento, más grande sería.


***