martes, 9 de marzo de 2010

Los niños son para Dios los primeros - Libro 46 - Dios Manda en Su Gloria que Enseñen - Tomo VII - Pag. 137-138-139


En Sueño Profético se vieron muchos niños corriendo y una voz decía:

Quered siempre a Dios como hoy lo estáis queriendo. Despreciad todo lo de esta vida si no ponéis a Dios lo primero. Si llegáis a hombres sin olvidar la Enseñanza que aprendéis en este colegio, Dios será siempre amigo vuestro y ya os irá dando grandes premios. Pero que crezca el amor a Dios como vuestros cuerpos. Ahora son cuerpos de niños, luego serán de hombre, y ya seréis hombres para el hombre, pero para Dios seguiréis siendo niños, que son para Dios los primeros.

Dijo otro espíritu de Dios:

Hoy en el trato del Elegido con los niños se ha visto actuación de Dios. Nadie como los niños pueden aprender el Amor de Dios. ¡Con qué alegría cogían los libritos y le pedían al Elegido que se los dedicara! Esto es hacer publicidad los ángeles. Ellos se presentan con Amor sentido, y ya más los siguen. Y los mayores, algunos, tienen que sentir miedo, cuando vean que los niños ellos solos, buscaron al Elegido pidiéndole unas letras.

Desperté, oí:

Tu presencia hace falta por el bien que vas dejando.

Fue Iluminación de Dios el darles a los niños los libritos firmados.

Esto, si se repite, a Dios más irán amando.

Dios les mandó a otros niños que el cuerpo ahí dejaran, y hoy están con los ángeles haciéndole a Dios el Mando.

Los niños que en el ArroboEstado Sobrenatural en el que Dios trae un Espíritu a su Gloria para que reciba una Enseñanza. Durante este Estado, el cuerpo portador no presenta signos vitales hasta que el Espíritu vuelve de nuevo a él. se vieron, fueron enseñados por un profesor, que Dios era para él lo primero.

Si Esto lo enseñaran en los colegios de niños, no habría hombres que olvidaran esta Enseñanza.

Y en todos sus pasos, antes de darlos, a Dios llamaban.

¡Es grande pena, de sufrir grande, que el niño llegue a hombre y de Dios no le hablen!

Esta es la cultura del espíritu del mal.

¡Dios, Dueño del mundo, y el hombre se hace su enemigo!

Cada día Dios te dará una alegría.


***