lunes, 1 de agosto de 2011

Iluminación - Libro 7 - Investigaciones a la Verdad - Tomo I - Pag. 124


En Sueño Profético yo decía:

“Señor, hazme milagros que me crean”.

“Como quiero que crean, no creen. Y como creerían, no quiero que crean”.

Y me hizo comprender que podría de momento arrasar una ciudad, repetir el Diluvio, formar cortinas de fuego, levantar las tumbas, y dejarlos en unas tinieblas sin fin.

Esto es, a menos creerte, más Iluminación.

Estos son los tres puntos que Dios exige para tener contacto con Él:

Desperté, oí:

Primero: querer a Dios antes que a todas las cosas.

Segundo: mirar al Prójimo como a ti mismo.

Y tercero: coger la cruz y seguirlo. Esto, voluntario.


***