sábado, 14 de marzo de 2015

Cumplid, pero primero, amad

En Sueño Profético decían:

Debería el hombre adorar los Escritos que Aquí dictan, antes dichos a un espíritu que Dios manda que venga a su Gloria. Son Enseñanzas y hechos de Dios Hombre, que no están en ningún libro.

¿Por qué no comprueba esto el hombre, y se ofrece a cundirlo, y ayuda a que llegue al último rincón del mundo?

Este hecho de Jesús que Aquí dictan, hasta hoy, lo ignora el hombre:

Un día, ya más cerca de la noche y más lejos del día, se acercaron unos al Maestro y Le hicieron esta pregunta:

   –Maestro, queremos que Tú nos digas lo que es pecado y qué es estar cerca del pecado, y si es pecado estar cerca del que peque.

Dijo el Maestro:

   –Te voy a contestar para que cundas mi contestación y la lleves donde te han hecho la pregunta: “¿es pecado no cumplir mis Palabras y cumplirlas sin Amor a mi Reino, haciéndoseles trabajosas y con peso, deseando acabar el Mandamiento que esté cumpliendo? Éste, ¿también peca?”.

Puedes compararlo con unos que vieras comer, y otros te preguntaran qué hacían. Tú dirías: “comiendo”. Porque comiendo estaban: unos, más; y otros, menos. Pues es igual el pecado cuado no aman a mi Reino.


Desperté, oí:


¡Qué justa comparación
pone el Maestro
con los que ves comer
y el pecado!

Si alguien te preguntara,
tú dirías: “¡comiendo estaban!”.

Tú no dirías:
“unos, más; y otros, menos”.

¡Esa cuenta
ya la llevarían ellos!

Pues igual es el pecado:
al no hacer lo que Dios dice,
ya estás pecando.

Pues si el pecado es más chico,
faltando Amor a Dios,
puede ser agrandado.

Hay quien se sienta a la mesa
porque lo vean sentado.

Pero ¿cómo asegurar
el no repetir un plato
que te pudiera gustar?

Como no repites es,
no siendo un comensal.

¡Pues igual es el pecado!

¡Cumplid,
pero primero, amad!

¿Dónde está este hecho escrito?

Nadie lo sabrá jamás.
Todos están ahí perdidos.

Pero en Gloria,
¡vivos están!


***

Libro 15 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo III - C4