miércoles, 3 de febrero de 2010

Quien no quiera aceptar que dicta Dios, que no lea estos Mensajes - Libro 9 - Dios Habla Al No Quiero Del Hombre - Tomo I - Pag. 65-66-67


En Sueño Profético hablaban varios.
Decía uno:

Hablar de Aquí a Teólogos sin haber vivido en espíritu esta Gloria, es hablar sin seguridad. El Teólogo estudia de lo que hay escrito, que lo dijo el que Dios se lo reveló o se lo hizo ver. Si tú hablas diciendo lo que Dios no te ha dicho ni te ha hecho ver, el Teólogo ve no iguala a lo que escrito está por lo que otros han dicho. Terminó éste su diálogo y salió Tomás de Aquino diciendo: quien Teología haya estudiado y lea estos Escritos, ve que este espíritu viene Aquí. El contenido de estas Libretas jamás puede tener duda, esta Teología tiene sabor fresco. Si coges frase por frase del principio de estos Dictados, verás aumentando su Grandeza, no teniendo ni una sola letra que el hombre pueda retirar. Este Dictado lo dictamos con el Espíritu de Dios; los Teólogos que Aquí vivimos, adoramos cuando dictamos la Teología de Dios. Quien no quiera aceptar que dicta Dios, que no lea estos Mensajes.

Desperté, oí:

¡Si cuando viví con materia a mi me hubieran contado todo como ella cuenta y todo sin tener fallo...!

¡Lo mismo te habla de Gloria que de sitio que Dios ha apartado,

de espíritu que está con Dios, o de espíritu que está en pecado.

Te habla cómo la muerte que el hombre tanto rechaza, ella siente la materia que el espíritu la aparta,

le enseña cómo saber si es Místico, o si el grande Amor a Dios que éste tiene le hace ver no es verdad aquello que ve sin ver,

te da cada explicación de espíritus de esta Gloria que sólo puede dar Dios...!

Si amas Teología, busca donde hable Dios, porque yo Tomás de Aquino, supe cuando oí a Dios.


***