jueves, 29 de abril de 2010

Reconoce tus pecados - Libro 74 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo IX - Pag. 35-36


...Leer en Inglés

En Sueño Profético decían:

No hay mejor confesión que tú mismo reconozcas tus pecados y a Dios pidas el Perdón. Luego, busca a quien contarlos, y ya sirve de confesión.

Dijo uno:

Hay quien hace confesión y defiende el pecado, éste no hace confesión ni quiere ser perdonado.

Estas Palabras las dijo Jesús a uno de sus Discípulos cuando un día le preguntó:

-Maestro ¿qué debo de contestar cuando me hagan la pregunta que hoy me han hecho, y que me ha faltado respuesta? Me han parado dos que quieren pedirte Perdón, pero uno de ellos dice que él no cree pecado a lo que Tú dices pecado.

Aquí dijo el Maestro:

-Si a lo que Yo digo que está en contra de mis Mandamientos es pecar y alguno dice que no es pecado, ya está pecando más y no quiere mi Perdón. Antes de venir a Mí él mismo que se juzgue si ya quiere mi Perdón.

Desperté, oí:

Al Discípulo le faltó respuesta por no querer él decidir sin el Mando de su Maestro.

Pero los Discípulos jamás rompían la Enseñanza que Él, día a día, les decía.

Cuando llegaba la noche y todos se reunían, salían grandes Enseñanzas ya para el nuevo día.

El que quería el Perdón era aquel que le decía:

“Maestro, cuánto pequé cuando Amor no te tenía”.

Reconoce tus pecados y a Dios mándale alegrías.


***