jueves, 2 de junio de 2016

Sigue costumbres de Dios

En Sueño Profético decían:

Las buenas costumbres hay que conservarlas y defenderlas, y si las practicas, puede que alguien las aprenda. Las buenas costumbres y las buenas maneras nunca te llevarán al pecado, porque pecado se aleja.

Dijo uno:

Si el hombre practicara el bien, se olvidaría de que existía el pecar. El que peca, no iba por el camino de Dios, cogió el camino donde estaban ofreciendo continuamente las mil formas que tiene el pecado. El pecado huye del sitio donde se vive la Palabra que Dios manda. Dios Hombre enseñaba en su Vida Pública a quitar de pecar y a que el pecado no llegara por vivir la Obediencia que Dios nos mandaba que enseñáramos. Había gente que quitaba de pecar por su constancia en su buen vivir y nunca abrirle las puertas al pecado aunque con lástima se presentara, como no fuera para dejar de pecar.

Mucho repetía estas Palabras el Maestro:

Donde pequen y no quieran dejar de pecar, el que entre, si no es con mi Mando, acabará pecando, porque Yo Me retiro, pero allí queda el pecado. Entrará el que se note Mando mío, si no, ya habrá otro pecando”.   

Desperté, oí:

Cada día y cada Escrito
te enseña más a que ames,
y a que Le hagas servicio
sin que el pecado te dañe.

¡Cuántos entran en los sitios
para quitar de pecar,
y el pecado les agrada
y ya peca otro más!

Tienes que estar reforzado
de oraciones de este Cielo.

Y con tu ejemplo y vivir,
pecado pisar por suelo.

Sigue costumbres de Dios
y enseña con el ejemplo.

Y ya quitas de pecar,
porque pecado va huyendo.


***

Libro 13 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo II - C5