jueves, 6 de mayo de 2010

Dios ya te ha curado - Libro 39 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo IV - Pag. 71-72-73


...Leer en Inglés

En Sueño Profético decían:

Para el que cree en Dios, si está enfermo, eres grande medicina. Esto es más para el espíritu, y el espíritu achica el dolor a la carne, y siente mejoría. Esto no puedes obligar ni a creerlo ni a que la visita del Elegido la pidan. Esto es creer y amar.

Dijo uno:

Yo acompañé a Juan de Dios varias veces a visitar a enfermos que lo llamaban. Y el que la llamada hacía con Fe, Dios a la Fe contestaba.

Aquí cuento una entrada que hizo en un hospital, que yo presencié este caso:

Había en la puerta del hospital dos chiquillos esperando a Juan, uno tenía 15 años, y el otro 13. Se acercó el de 13, y le dijo:

-¿Tú eres Juan, que Dios te manda y curas?

Se quedó Juan parado, y el mayor sigue:

-Es que mi padre está muy enfermo, y siempre te está nombrando. Pero no quiere llamarte, porque dice que debía de haberte llamado antes de estar enfermo. Pero que ya no merece llamarte, por si Dios concede su Curación, que el cree que se curaba. Esto, dice mi madre, que toda la noche lo está diciendo. Y mi madre quiere ir en tu busca, pero él no quiere.

Juan les contestó:

-Id al lado de la cama, que ya voy yo detrás.

Cuando Juan se acercó a la cama, ya notó que el color amarillo del enfermo se iba quitando y su cara iba cambiando.

Juan dijo:

-Me han hablado mucho de ti, que siempre me estás nombrando. Pues piensa que era a Dios al que nombrabas, porque ya te ha curado. Tú me nombrabas de noche, y el nombre me despertaba. Ya me dijo Dios en un Sueño: Juan, lleva la Curación cuando te llamen.

Desperté, oí:

La Fe la vivían todos. Los hijos oían a la madre:

-Padre dice que si Juan fuera a su cama, se curaba. Pero que cuando estuvo bueno no lo buscó para que de Dios le hablara. Que si Dios lo perdonara, ya a su cama llegaría.

Los hijos buscan a Juan, y Dios Curación da.

Hubo Fe y arrepentimiento, y los hijos y la mujer lo presentaron en el pueblo, diciendo: “Juan de Dios lo ha curado”.

Vieron Curación del Cielo, porque la enfermedad no tenía remedio.

JUAN DE DIOS


***