lunes, 17 de mayo de 2010

Haceos sembradores de mis Palabras - Libro 15 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo III - Pag. 223-224-225


...Leer en Inglés

En Sueño Profético vi unos hombres sembrando, y uno dijo:

Este campo y estos hombres, les sirvieron un día a Jesús para enseñar a divulgar sus Palabras.

Estas fueron las Palabras que oímos:

Si estos hombres no siembran, no recogen; y si creen que no va a salir siembra, no echan semilla.

Pues aprended del sembrador, para ir sembrando mis Palabras. Si creéis en Mí, no calléis; y mis Palabras harán siembra, y tendréis abundancia en la recolección. Pero si dudáis de mis Palabras, no sembráis, aunque paséis por sitio que haya buena tierra. Pues la confianza tiene que ir en la semilla, antes que la semilla caiga en la tierra. El que Fe pone en la semilla, este tiene buena cosecha.

¡Haceos sembradores de mis Palabras, que Yo os dejo en la tierra!


Desperté, oí:

Estas Palabras
con esta Enseñanza,
fueron dichas
en las últimas siembras;
que en su recolección
ya el hombre habría
destrozado el Cuerpo
del mismo Dios.

El Maestro,
siempre les hablaba
poniendo ejemplos,
y comparando con símbolos
que servían para todos los talentos.

¡Con qué ganas le responde
el sembrador al Maestro,
cuando Jesús le preguntaba!:

¿Crees que el año será bueno,
o perderás lo que hiciste?


“Con que hayas pisado la tierra
que el grano voy echando,
ya se encargará el Cielo
que el tallo rompa el grano”.

¡Aprende del sembrador
que con Fe va echando el grano!

Si aquí faltara la Fe,
el campo jamás veías sembrado.

¡Esta Fe le falta al hombre
para ir de Dios hablando!


***