sábado, 21 de agosto de 2010

Hombre sin Dios, es más peligroso que el animal - Libro 30 - Investigaciones a La Verdad - Tomo IV - Pag. 157-158


En Sueño Profético decían:

Si el hombre estudiara el Espíritu como estudia el cuerpo, era un freno para esa vida, para parar el pecado que tanto persigue al cuerpo.

El hombre, sin practicar lo que Dios diciendo está, lo que dijo y lo que siempre dirá, cada día hará más vida como el animal, que no conoce familia ni practica Caridad, ni conoce la inocencia y vive y se alimenta matando a otro animal. Este es el camino que el hombre ha cogido y es difícil de quitar, como no coja el Camino que Dios enseñó y dejó escrito para enseñar. Que son los Mandamientos, Receta Divina que en todos los tiempos se pueden practicar, y no se perdía la Gloria y ahí se vivía la Paz, palabra grande y hermosa, y fácil el pronunciar.

Desperté, oí:

Decían en Gloria: hombre sin Dios, es más peligroso que el animal.

El animal devora sin meditar.

El hombre sabe que el disparo mata, y cada día lo fabrica mejor hecho para matar más.

El animal no sabe que mueren más animales en otra ciudad.

El hombre, es que va levantando del suelo matados, para dejar sitio para matar más.

Y lo hace público, para que el que vaya creciendo lo vea normal.

El animal no puede vivir como el hombre, pero el hombre sí puede dejar de vivir como el animal. Y ya sería, nacer hasta morir, anulando la palabra matando o destruir.


***