miércoles, 24 de julio de 2013

Llanto de Amor Divino

En Sueño Profético decían:

El que llora para que otro llore, éste no llora. El que llora en silencio, a Dios le llega el llanto, y Dios consuela, consuela en darte Paz, y ya ves todos los caminos fáciles para caminar. El camino de esa vida siempre va quedando atrás, que otros llegan ocupando lo que tú dejaste ya.

Dijo uno:

Hay quien sufre en silencio
para que no llegue a Dios
ese grande sufrimiento.

Y hay quien a gritos llora
para que ofendan a Dios.

Por eso, el llanto más llanto
es el que sólo oye Dios.

Luego hay otra clase de llanto,
del que pecó y sufrió Dios,
y cuando vio el sufrimiento,
es llanto sin compasión,
es llanto de ser culpable
de haber ofendido a Dios;
es llanto con peso grande
de sentirte pecador.

Luego ya viene este llanto
que te produce el Perdón,
con lágrimas en los ojos
y buscando al pecador,
que aunque te vean llorar,
es alegría para Dios.

Un llanto falta el decir,
que es el llanto del Amor
de este Dios, que si lo nombras,
hay llanto con Amor.

¿Quién puede hablar de Gloria
y no adornarla con llanto,
o llorar en un silencio
que sólo a Dios llegue el llanto?

Este Arrobo es de Amor,
aunque te hable de llanto.

Desperté, oí:

El llanto de Amor Divino
lo describen muchos Santos.

Cada uno a su manera,
pero “to” termina en llanto.

El llanto “pa” que otro llore,
éste no lo manda Dios.

Es llanto de fariseo,
que mata al mismo son.

Es llanto, llanto cobarde,
para que des compasión.

El llanto de Amor de Dios,
es un llanto con consuelo.

Es llorar, llorar de Amor,
por amar a Dios del Cielo.

Es llorar por más llorar,
porque el llanto viene luego,
por quererlo más amar.

Siendo el llanto para Dios,
hay dos formas de llorar.


***

Libro 11 - Te Habla El Profeta - Tomo II - Pág. 186-187-188