domingo, 30 de junio de 2013

Varios símbolos

En Sueño Profético hablaban de lo símbolos, de las palabras, de ver aunque no sea el interior de lo que estás viendo. Decían:

El símbolo y la vista hacen a tu interior Paz o palabras que justifiquen lo que no ha pasado.

Dijo uno:

El símbolo del dolor: el puñal. El patíbulo: el del castigo del hombre. La pistola: el del crimen. El desnudismo: el del pecado. El cubrirte: el del pudor. Los corderos: el de la Paz y la Obediencia. Y el palomo: símbolo de la Comunicación de Dios.

Ya se han dicho varios símbolos. Ahora, ver sin ser:

Tu lengua puede decir lo que no es, pero tus ojos no son culpables; son culpables cuando avisan a la lengua de lo que no están viendo o de lo que no vieron. La actuación debe siempre hacerse pensando en ojos que vean, y manden sin hacer estudio de lo que vean.

Dijo otro:

Si tu actuación no es bien hecha, puedes hacer que muchos pequen; la intención es oculta; la escena es visible. Hay veces que la intención tienes que callarla porque ya hiciste mal la escena. Dios quiere que la representación sea pensando en Él, y ya siempre será ejemplo de Paz y no de escándalo.

Desperté, oí:

¡Qué símbolos los de Dios, con los otros comparando!

¡Qué Enseñanza tan perfecta de símbolos comparando!

¡Qué bien te enseña a que aprendas lo del pudor o pecado!

¡Y el pensar porque has visto!

Que has visto lo que no era. Pero Dios tiene mandado lo que dijo a sus Discípulos:

“Sabrán que sois míos por la actuación y el ejemplo”.

“El que no os conozca, no ama al Hijo del Hombre”.

“El que os conozca, si ama, ya aprende”.

“Nunca hagáis lo que otro pueda ver y peque con el escándalo”.


Estos Mensajes se leen, se aprenden y, si amas, no puedes dejar de enseñarlos.

Porque Premio es cundir lo que Aquí en Gloria dictamos.


***

Libro 11 - Te Habla El Profeta - Tomo II - Pág. 80-81