miércoles, 20 de noviembre de 2013

Es Dios el que el arreglo aquí pone

En Sueño Profético decían:

El hombre, lo que él no le ve el arreglo, lo da por imposible, y a veces lo desecha despreciándolo. Y Dios, lo imposible lo hace fácil, que a veces lo ves tan fácil, que tú le quitas lo imposible, que antes tú con imposible sellaste.

Dijo uno:

Es que Dios es Dueño de todo lo de Arriba del Cielo, de todas las voluntades, de todo el mover de la Tierra, de todo hombre que crea que las fuerzas las maneja. Dios, aquí, en estos hombres, actúa sin darles cuentas, sin preguntar opinión, porque son hombres de Tierra, y puede que la opinión no sepa donde ponerla. Ellos saben lo que ven antes de que abran la puerta, pero una vez que la abran, no saben lo que se encuentran. ¿Cómo pedir opinión, a esos hombres de la Tierra, en los designios de Dios? Dios va trazando caminos, que sus trazos son sencillos por ser lenguaje de Amor. Si Amor no llevas delante, imposible verás todo.

Desperté, oí:

En mucho que se escribiera
y se quisiera hacer bien,
no se aclararía tan fácil
lo que aquí ves al leer.

¡Qué verdad más conocida,
que lo que el hombre no puede,
lo sella con imposible!

¡Qué pocos dicen: “Es Dios
el que el arreglo aquí pone”!

¡Es Dios el que mira la montaña,
y la montaña se esconde!

Se esconde quedando tierra.

Esto es Poder de Dios,
que el hombre no lo aprovecha
para quitarse el sufrir
de las cosas de la Tierra.

Hay quien le dice imposible
a lo que el poder no llega.

Hay quien ve todo fácil,
porque a este Dios se encomienda
en lo chico y en lo grande.


***

Libro 14 - Dios Manda en Su Gloria que Enseñen - Tomo II - Pág. 17-18-19