miércoles, 6 de noviembre de 2013

Mundo espiritual y mundo material

En Sueño Profético hablaban de los dos mundos: del espiritual y del material; del espíritu sólo y del espíritu con materia; de vivir con el contacto de Dios o vivir con contacto de espíritus del mal; de saber fijo que Dios espera; de saber librarse del pecado.

Decían:

El hombre no conoce el contacto del espíritu, por estudios que haga, si no interroga al que Dios Aquí trae. De éste puede aprender, practicar y enseñar estas Grandezas. Al practicar la vida del espíritu que enseña lo que Aquí percibe, los sentimientos y la inteligencia ya sienten Amor, ya sienten seguridad.

El mundo material es inseguro, es sin cimientos, es poco agradecido. El mundo material es cumplido, es cumplido porque no es eterno. Lo eterno no puede ser cumplido; el cumplido cansa, y lo eterno es sin fin y no lo sigue el cumplido.

El mundo espiritual no forma ruido, no tiene peso, no tiene forma, no es de visión.

Dios, todo Lo tiene en Él; Dios todo Lo forma con Amor y con Poder. La Gloria es formada con Amor y Poder. El Abismo es formado sólo con Poder. El mundo material es formado con Amor, con Poder y con Libertad, pero el hombre rechaza el Amor, se olvida del Poder, y ya vive Libertad, Libertad que Dios quisiera que el hombre la tuviera en olvido.

Desperté, oí:

Aquí se ve a Dios, que es Dios,
en lo poco que te pide.

Te pide olvido para la Libertad,
para que el que no ame mucho a Dios,
Lo pueda buscar.

Por eso, el que a sabiendas
desprecia la Libertad,
Dios puede que diga un día:
“Este ama de verdad”.

Y le haga las Visiones
de esta Gloria Celestial.

Y le haga los arrobos,
sin poder el hombre parar.

¿Por qué no hacerlo Dios,
cuando tú lo pidas ya?

Si Dios quisiera su Mundo,
su Mundo espiritual,
que el hombre fuera y viniera
antes de carne dejar.

Pero el hombre se separa
del Sitio que Dios está.

¡Es pena con doble pena,
que Dios llore por Amar!


***


Libro 2 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo II - Pág. capitulo 3