martes, 6 de noviembre de 2018

La Paz, señal del Cielo

En Sueño Profético decían:

La Paz te lleva a la Gloria, y la Gloria te da Paz, y el nombre de Dios te queda en tu acción o tu pensar, y es guardián que llevas, que ya te libra del mal que intenta quitarte la Gloria.

La Paz es lo que Dios Hombre le trae al hombre la noche de su Nacimiento. Y cuando vuelve al Padre, le deja la Paz como mayor tesoro.

Siendo Dueño de todo, deja y da su Paz como llave que abre las Puertas de la Gloria.

Dijo uno:

Si no vives Paz, no tienes nada. Si vives Paz, tienes todo; lo poco lo ves mucho; y el día siempre se acaba y no ves merma.

Puede vivir mejor el casero de la finca que el dueño, aunque muchas fincas tenga.

El casero vive en Paz y no tiene que entregar cuentas en su momento final; mira al Cielo y vive Paz, y siente algo por dentro que la Tierra no le da. 

Desperté, oí:
Siendo el mayor tesoro la Paz,
no la busca el hombre.

Al contrario, la roba
allí donde está.

La Paz desprecia la avaricia
y la ira deja enterrada.

La Paz es señal del Cielo.

La Paz te lleva conformidad
a lo que llega en la vida
que sufrimiento te da.

Si la Paz buscara el hombre
como busca las monedas,
pon letreros por las calles,
que se acabarían las guerras.

No hay fuerza que pueda más
que si la Paz se presenta.


***

Libro 25 - Meditaciones y Palabras Directas con el Padre Eterno - Tomo III - C6