jueves, 18 de octubre de 2018

Pon en la cultura a Dios

En Sueño Profético decían:

El hombre tiene el silencio,
y la Gloria el campanario
que repica la Verdad
donde Dios pone su Mando.

Este repique da Glorias,
entristece y da rechinar de dientes
a los que no son de Dios
aunque practiquen engaño.

Porque si eres de Dios,
el sentir te va llevando
al sitio que dice Dios.

«Yo nunca dije silencio al Mando que mi Padre dio. Mi Padre dijo en Mí: ‘Y vendrá mi Espíritu’».

Si esto es Evangelio, ¿cómo el hombre no acude y sí da desprecio? 

Dijo uno:

El hombre pone el creer, el tiempo y el dinero, en el pecado. Escandaliza lo que va en contra de Dios, y quiere tener en sepultura lo que Dios le dice día a día a un espíritu para que vaya recordando la Existencia de Dios, que la cultura quiere ir negando.

Si la cultura hiciera un stop en lo que es la Tierra y lo que es el Cielo, despreciaría a la cultura con gran arrepentimiento, por el desprecio tan grande que le tuvo a este “Diciendo”.

Desperté, oí:

Decían en la Gloria, en el arrobo, –porque estas Palabras salen de la Gloria–, que todo el que conozca un Lugar donde Dios se manifieste, y no acuda, su muerte será de tristeza.

De tristeza y miedo.

De rechinar de dientes de espíritus que mueren condenados y saben que la Palabra de Dios siempre estará en el Campanario Eterno.

Al que no pueden llegar manos.

¿De qué les sirve a los hombres el leer los Evangelios y no acudir donde el mismo que los dijo los sigue diciendo?

No se ha hablado de la alegría que siente el que vive Esto creyendo.

Pon en la cultura a Dios, que es lo primero que Él puso en la Creación.

Por ser Dueño de todo lo que nace y creó.

Esto sale de la alegría de todo el que ama a Dios.

Que sabe que hay otro Mundo, con el nombre de Gloria, Reino de Dios.


***

Libro 27 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo II - C4

miércoles, 17 de octubre de 2018

El Camino de Dios es algo que te lleva

En Sueño Profético decían:

Practica con alegría lo que sabes que Dios quiere, y siempre irás enseñando a no hacer lo que no quiere, aunque oigas: “eso no es malo”.

Lo que Dios no quiere, nunca puede tener cambio. El cambio lo pone el hombre, y siempre será fracaso.

No hay vida que dé más Paz, que vivir siempre pensando: “Yo sé que no enfado a Dios, porque siempre estoy pensando en el sufrir que Le manda aquel que de Él vive retirado, aunque le vean disfraz queriendo a Dios engañarlo.

Al que vive como Dios quiere, no le hacen falta guardianes para que vean que es bueno y no es malo. Porque al vivir queriendo tener a Dios contento, va hablando de su Gloria y va dejando buen ejemplo.

Ejemplo que, el que no siente este Amor, intenta quitarle meritos.

Desperté, oí:

Son más los que no ven bien lo bien hecho, que los que lo ven bien.

Lo bien hecho es cumplir la Palabra de Dios con alegría y sin reforma, sin sacrificio y sin trabajo.

El sacrificio es cuando es ley del hombre, y el trabajo pide su precio.

El Camino de Dios es algo que te lleva, te aumenta la alegría y te chica la tristeza.

Y ya ven en ti algo que desean, que es fácil copiar si a cambio te entregas.        


***

Libro 24 - Dios No Quiere, Permite - Tomo IV - C9

martes, 16 de octubre de 2018

Si el cuerpo no tuviera espíritu

En Sueño Profético decían:

Si el cuerpo no tuviera espíritu, no existiría Dios. Porque el Reino de Dios está para dar ya la Vida Eterna, y en este Lugar no entra materia.

Ahora deja la cultura aparte y compárala con la Sabiduría, que puede aprenderla todo el que a Dios ame, aunque estudios no tenga.

Si el cuerpo no tuviera espíritu, ¿qué haría Dios solo en su Reino?  Si el mundo fuera del hombre y ahí quedara muerto, ya no tendría que entregar cuentas, ni por amor ni por miedo.

Si el hombre quisiera pensar lo que es la vida del cuerpo, después le llegaría el pensar: “Si no hubiera otro Mundo, no merecería el ser bueno. ¿Qué más da vivir sin ocuparte del Prójimo ni levantar al caído, si antes de que lo levante puede estar mi cuerpo muerto?”.

Si no hubiera Dios, no habría pensamientos que te quitaran del mal cuando el mal fueras haciendo.

Desperté, oí:

Si quieres saber que existe otro Mundo,
piensa, en ese que vives,
¿quién puede hacerlo?

Y ¿quién le puede mandar el alimento al día,
que es la luz, el agua y el aire?

¿A quién obedecería la noche,
para la noche marcharse
para que llegara el día?  

¿Y las aguas, subir metros,
presentándose a su Dueño
para que el dueño les mande?

Para que el hombre jamás
pueda a las aguas mandarle:
“Este terreno es mío,
y aquí tenéis que quedarse”.

El agua está en la Tierra
y el hombre no puede mandarle.

La Tierra la pisa el hombre,
y la Tierra mira al Cielo
cuando la Tierra se mueve
y obedece a su Dueño.

Lluvia, tierra, sol y aire
son Poder de un solo Dios,
que espera en su Reino
al hombre que quiere su Salvación.

Quítate del pensamiento
el vivir como el animal,
que tan sólo tiene cuerpo.


***

Libro 30 - Investigaciones a la Verdad - Tomo IV - C2

domingo, 14 de octubre de 2018

Si quieres saber dónde actúa Dios

En Sueño Profético decían:

Si quieres saber dónde actúa Dios, no verás tristeza, porque la tristeza no es de Dios.

Si quieres saber dónde actúa Dios, verás con qué fuerza y con qué calma recibe y da explicación.

Si quieres saber dónde actúa Dios, ya te lo dirá algo en tu interior: o buscas la Paz en aquel Lugar o no puedes estar, por el mal estar que tu espíritu siente hacia la Palabra de Dios, hoy diciéndola en público y en silencio.

En silencio en el arrobo, y en público, cuando el arrobo se ha dictado y su copia es pregonada.

Dijo uno:

En la actuación de Dios –actuación en esta manera– no puede nadie poner la mentira para decir que verdad no fuera. Esta actuación no admite pecado, ira ni soberbia. La injusticia, pide a Dios que el hombre la vea, y al sufrir nunca le pone tristeza, y su Enseñanza va dejando lo de Dios, que va haciendo milagros y quitando penas.

Desperté, oí:

Todavía hay una mayoría de practicantes de la Palabra de Dios que no saben que la tristeza no es de Dios.

La tristeza es enfermedad que ponen los espíritus que no están en la Gloria.

El sufrimiento de la vida te carga de pena, pero tu espíritu, si está con Dios, siente pena con alegría porque en Él confías, y en esta confianza, a la tristeza retiras.

Jesús dijo a sus Discípulos:

No entristeceros, que Yo siempre estaré con vosotros, para que no falte la Paz y la Alegría”.

“Que esta Paz y Alegría la da el que no vive pecado y en Mí confía”.

“Tened al Prójimo siempre presente como a la noche y al día
”.


***

Libro 32 - La Palabra del Creador - Tomo III - C2

viernes, 12 de octubre de 2018

Dios Único

En Sueño Profético decían:

¡Dios, Consuelo del afligido!
¡Dios, Refugio del pecador!
¡Dios, Padre de todo hombre nacido!
¡Dios, Juez cuando esté tu cuerpo muerto,
cuando ya estés con los Vivos,
aunque ahí les digan muertos!

Este Dios Único, no te juzga, si tú siempre Lo has seguido y le has dicho: “¿Voy bien? ¿Voy, Señor, por tu Camino?”. Antes de que la pregunta haya sido terminada, sientes su contestación en las fuerzas que Él te manda.

A éste no lo juzga Dios. Éste lo que no quiere es que por él sufra Dios.

Dijo uno:

Dios sufre porque quiere que el hombre quiera su Reino. Dios sufre cuando está viendo que el hombre puede condenarse con el engaño de la desobediencia a sus Palabras, que no vivirlas te llevan al pecado. La desobediencia te hace que digas y hagas lo que nunca habías pensado.

Desperté, oí:

¡Qué Palabras dichas en Gloria, sin preferencia para ningún hombre de la Tierra!

¡Dios, Padre de todo hombre nacido!

¡Dios, Juez cuando esté tu cuerpo muerto!

¡Dios, sin preferencia por ningún hombre para dar su Reino!

¡Dios, que juzga la vida que tú has hecho!

Si la vida te arrastró
a algo que fue mal hecho,
si pediste el Perdón
con grande arrepentimiento,
Dios Padre no te abandona.

Debería el hombre vivir
siempre pensando en la Gloria,
y todo lo haría bien.

Porque tendría siempre en su memoria:
“Señor, ¿voy bien?
¿Voy, Señor, por tu Camino?
Antes de morir mi cuerpo,
Señor, yo quiero estar contigo”.
Esto Dios no niega a nadie,
porque es Padre y tú eres hijo.

Dios cunde su Perdón
en Santos muy conocidos,
que el llanto llamó sin voz
al Padre
de todo hombre nacido.


***

Libro 25 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo III - C3

martes, 9 de octubre de 2018

El espíritu es lo que no muere

En Sueño Profético decían:

Hay a quien les sirven los estudios para alejarse de Dios, porque no piensa que la vida de su cuerpo es un reloj, que puede quedar parado por mucho cuido que tenga, que a veces sorprende al dueño cuando se encuentra sin hora, en los más críticos momentos en los que hace falta la hora. Pues esto es el cuerpo del hombre. En cambio, el espíritu con cuido nunca muere, nunca queda parado, siempre tendrá cuerda de Amor Divino y le estará sirviendo al cuerpo hasta que el cuerpo esté vivo. Cuando el cuerpo muere, el espíritu viene a su sitio, y ya queda separado cuerpo y espíritu. Cuerpo, debajo de tierra, donde queda todo lo sucio, que nadie tener desea, que si esto que enterraron lo ves cuando ha pasado un tiempo, tienes que conocer alguna señal que le pusieras para poder conocerlo. En cambio, al espíritu, si Dios te lo presenta, Dios le pone cuerpo y tú llegas a abrazarlo aunque no tenga materia.

Desperté, oí:

El espíritu es lo que no muere y es lo que el hombre tiene en más abandono.

Lo tiene en abandono porque no enseña normal que después de esa vida está Ésta.

El hombre debería pensar que su cuerpo es un reloj, que hay momentos que se para sin tener explicación, sin enfermedad ni años.

¡Hasta que el hombre no piense en los muertos que estuvieron vivos como él y que hoy nadie los conoce por ser traje sucio, traje roto…!

Cuida lo que es para el espíritu, que será lo que luego presentarás a Dios Padre y a Dios Hijo.


***

Libro 32 - La Palabra del Creador - Tomo III - C2

domingo, 7 de octubre de 2018

Todo es falta de Amor a Dios

En Sueño Profético decían:

Tráete a tu memoria estas Palabras que fueron dichas Aquí al principio de estos Arrobos: “Dios dejó Crucifixión para que hubiera Resurrección”. Vieron Resurrección, y antes vieron como recibió la muerte, que el que no amaba le dio con su ayuda, públicamente o a escondidas. Esto, luego, más se agrandó. Pero Dios es Aquí donde tiene su Reino Eterno y sin fin. A este Reino no le llega la maldad ni el engaño. A este Reino ya entra el espíritu purificado, bien con el sufrimiento que le dio la carne, o con el sufrimiento que Dios permitió al hombre.

Todo es falta de Amor a Dios y abundancia de pecado.

Dijo uno:

Dios, por Amor al hombre, no manda castigo.

Es grande la diferencia de cómo es el hombre con Dios, y cómo es Dios con el hombre.

Desperté, oí:

No hace más daño el hombre porque no tiene nada que pueda matar al espíritu que vive con Dios.

A más daño, más verán Resurrección.

Es difícil recibir sufrimiento sin dar tú más sufrimiento.

Dios Hombre no quiere entristecer a sus Discípulos.

Sabía que después estarían juntos, ya una Eternidad.

Ponía, al que Lo seguía, estas palabras:

¡Señor, hágase tu Voluntad, no la mía!

Era seguir con Él en el sufrimiento y en la alegría.


***

Libro 28 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo V - C1

jueves, 4 de octubre de 2018

El sembrador

En Sueño Profético decían:

La duda y la desconfianza en Dios pueden traerte muchos sufrimientos.

Dijo uno:

Yo era sembrador y nunca labré la tierra, ni la sembré con dudas de la que la tierra con mala cosecha respondiera. Siempre sembraba cantando, con las mismas letras nombrando a Dios, por ser la misma tierra. Ésta era la oración que yo convertí en canto:

Sembrador, siembra con Fe,
que la Fe es el abono
que al trigo hace nacer.

¿Quién querrá mejor que tú
que el agua llegue a su tiempo?

¿Quién querrá mejor que tú
que un grano llene el granero?

Pero puede que por llenar
el granero este año,
haya muchos sufrimientos.

Yo canto y retiró el canto.
Y espero con alegría cosecha
donde no tengo grano sembrado.

Que son mis hijos,
que yo siempre los vea a tu lado.

Desperté, oí:

Este hombre hacía la siembra
y no sufría pensando:
“¿será mala la cosecha?”.

Siempre lo veías cantando,
y como el canto paraba,
porque su voz era buena,
él la letra la ponía
cada día a su manera.

Quiero cosecha en el niño,
para que cuando llegue a hombre
tenga alegría su espíritu.

Mujer, no pierdas la Fe
y que el pedir sea contento.

Porque al pedir de las madres,
la Virgen le manda premio.

Era un sembrador de Dios
conocido por el pueblo.

Decía: “Si el año para mí ha sido malo,
para otros será bueno”.

“Yo quiero estar siempre con Dios,
sembrando y mirando al Cielo”.


***

Libro 29 - Dios Manda en Su Gloria que Enseñen - Tomo IV - C5

martes, 2 de octubre de 2018

El Mando Divino sigue en Flotación

En Sueño Profético decían:

Repite más el hombre lo que no se debió hacer y lo que no está bien hecho, que lo que debe hacerse porque va dando buen ejemplo.

Todo el mal que Le hicieron a Dios en la Tierra cuando Lo vieron de Hombre, quiere el hombre seguir y lo sigue haciendo. Y para disculparse del mal que está repitiendo, te saca todo lo que hicieron espíritus satánicos que vivían con cuerpo.

En todo lo de Dios, cuanta más verdad vea el hombre, más lucha tiene en su interior para que no sea. Aquí, en este Caso, no sirven las barreras que los demonios luchan por poner.

Aquí pueden ver, que si este Mando Dios no lo diera, ¿quién podría enfrentarse, buscando recursos a escala internacional, en vez de frenarse?

Si el hombre pensara en esta Grandeza, a gritos pediría el Perdón.

Desperté, oí:

No puede negar el hombre, que está despreciando lo que Dios le está mandando día a día, como la vida del cuerpo.

No puede llegar el día que quieran engañar a Dios, diciendo: “yo no oí nada de esto”.

No puede llegar el día de la disculpa, por ser Dios el que manda:

Que Me ves, publícalo”.

Y esta obediencia se cumple.

Se cumple y se empezó a cundir en los primeros arrobos en los que Dios cogió a este Lugar de Portavoz para la Palabras que Dios diera al espíritu.

Son pocos los que no han oído hablar de lo espiritual –sobrenatural– y de la vida material al servicio del necesitado.

Son pocos los que no han oído este Caso, y muchos los que lo desprecian. Que hoy no pueden presentar otro igual a éste.

El Mando Divino sigue en Flotación, que es la Fuerza del Espíritu.

Esta Flotación no tiene imagen, nada más que para este espíritu.


***

Libro 25 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo III - C4

lunes, 1 de octubre de 2018

Si Dios no amara al hombre, Dios no necesitaría al hombre

En Sueño Profético hablaban del Mando de Dios, de la Llamada que Dios siempre le hacía al hombre para que en todo contara con esta Vida Eterna, que era en lo único que el hombre mandaba cuando el cuerpo dejara la Tierra. Decían:

Dios manda al que elige, y el Elegido no puede quedarse con el Mando, como en la Tierra, que si le dan un valor grande, con él te quedas.

Una Palabra de Dios es para premiar, enseñar y quitar a pecadores del pecado. Para que el pecado no crezca con el progreso y el adelanto. Que el hombre ha puesto como primera asignatura: adelanto, progreso y tiempos cambiados. Al poner esta asignatura, ya Dios no es necesario.

Dijo el que ya termina el Dictado:

Da miedo dictar estas palabras: “Ya Dios no es necesario”. ¡Con lo fácil que Dios, todo lo que ahí ve el hombre, lo dejaría acabado! Empezando por el día, la noche, el agua y el aire. Y si se nombran los cuerpos, un sí de Dios es largo para que se queden muertos.

Si todo lo nombrado lo pensara el hombre, pediría a Dios Mando, y nunca se atrevería a no hacer su Mando.

Desperté, oí:

Si Dios no amara al hombre,
Dios no necesitaría al hombre.

Y si el Elegido no cumpliera el Mando,
no podría jamás ser creído.

Este Mando es Mando
que tiene que ser repartido.

A unos verás cargados,
y a otros verás vacíos.

El que más cargado vaya,
más sirve al Elegido.

Según el servicio hagas,
así Dios te tiene el sitio.

Si haces a Dios servicio,
quítate los impedimentos
que al camino te han salido.

Dios elige, y el Elegido
tiene que tener sus elegidos.


***

Libro 31 - Te Habla El Profeta - Tomo IV - C3