jueves, 5 de julio de 2018

Si crees en Dios, ámalo

En Sueño Profético decían:

Si crees en Dios,
ámalo y acepta
lo que va llegando
que sufrir te deja.

Si crees en Dios,
ámalo y piensa:
“Si Él está conmigo,
yo no Le doy quejas.
Lo que sí Le pido
es que siempre yo sienta
esta Paz conmigo,
y que donde vaya
sienta su Presencia”.

Si crees en Dios,
nunca pongas dudas a tu petición,
ni lleves la cuenta del que a Dios pidió
y pronto le llegó respuesta.

Si crees en Dios,
ámalo y piensa:
“Él, todo lo puede”.

“¿Quién hizo este mundo
de peso y de Tierra?
¿Y el Mundo sin suelo,
que su nombre es Gloria?”.

Si piensas en esto,
ya a nadie pides
para que conceda
aquello imposible
que ves en la Tierra.

Desperté, oí:

Repetían muchas veces como coro, para que entiendan, estas palabras que dictan:

“Si crees en Dios,
Ámalo,
y ya no Le pidas cuentas.

Si crees en Dios,
haz que tu Amor crezca,
y Él ya te dará la respuesta”.

Hay quien confunde el creer con el amar,
y ya no sale la cuenta.   

Sigue los pasos de Dios,
y vuelve al Prójimo,
y lleva el Mando que Él te dio.

Que a veces
te da que lleves
lo que a ti aún no llegó.

Si crees en Dios y no amas,
pide a Dios
que tu creencia se vaya.


***

Libro 24 - Dios No Quiere, Permite - Tomo IV - C2