martes, 9 de octubre de 2018

El espíritu es lo que no muere

En Sueño Profético decían:

Hay a quien les sirven los estudios para alejarse de Dios, porque no piensa que la vida de su cuerpo es un reloj, que puede quedar parado por mucho cuido que tenga, que a veces sorprende al dueño cuando se encuentra sin hora, en los más críticos momentos en los que hace falta la hora. Pues esto es el cuerpo del hombre. En cambio, el espíritu con cuido nunca muere, nunca queda parado, siempre tendrá cuerda de Amor Divino y le estará sirviendo al cuerpo hasta que el cuerpo esté vivo. Cuando el cuerpo muere, el espíritu viene a su sitio, y ya queda separado cuerpo y espíritu. Cuerpo, debajo de tierra, donde queda todo lo sucio, que nadie tener desea, que si esto que enterraron lo ves cuando ha pasado un tiempo, tienes que conocer alguna señal que le pusieras para poder conocerlo. En cambio, al espíritu, si Dios te lo presenta, Dios le pone cuerpo y tú llegas a abrazarlo aunque no tenga materia.

Desperté, oí:

El espíritu es lo que no muere y es lo que el hombre tiene en más abandono.

Lo tiene en abandono porque no enseña normal que después de esa vida está Ésta.

El hombre debería pensar que su cuerpo es un reloj, que hay momentos que se para sin tener explicación, sin enfermedad ni años.

¡Hasta que el hombre no piense en los muertos que estuvieron vivos como él y que hoy nadie los conoce por ser traje sucio, traje roto…!

Cuida lo que es para el espíritu, que será lo que luego presentarás a Dios Padre y a Dios Hijo.


***

Libro 32 - La Palabra del Creador - Tomo III - C2