lunes, 20 de marzo de 2017

La Confianza en Dios

En Sueño Profético decían:

El hombre verá normal,
al Elegido de Dios,
las cosas cómo le llegan.

Pero no verá normal
el recibir que el Elegido tenga,
bien en contradicciones
o en el sufrir que esa vida deja
el tiempo que estás ahí
hasta llegar a Ésta.

Dijo uno:

La fuerza del espíritu
enseña a la materia
a que confiando en Dios,
todo Dios te lo presenta,
para que su Poder lo veas
en el Cielo y en la Tierra.

No hay cosa que dé más Paz
que Confianza en Él tengas,
pero que sea por dentro y por fuera.

La de por dentro da Vida,
 y la de por fuera enseña.

Confianza y constancia
es grupo de alegría,
de los ángeles que a Dios
cantan alabanzas
para achicar el sufrir
que el hombre a Dios Le manda.

Desperté, oí:

La falta de Confianza,
a veces corta caminos
donde Dios ya te esperaba.

Hay quien tiene confianza
en aquello que está viendo,
que a veces engaña la estampa.
Y si estampa no ve,
ya no vive confianza.

Éstos no sirven a Dios,
porque nunca harían el Mando
tan sólo con pensar:
Dios no me contesta y yo Lo llamo.
Ya he perdido la Confianza,
porque Dios no me concede
lo que otros, sin pedirle,
Él les manda.

La Confianza en Dios,
el que la vive, se destaca.
Y el que no la tiene,
intenta quitarla
con ejemplos que te pone
o con palabras.

La Confianza en Dios
en niño en brazos
de madre que lo amamanta,
que ya queda dormido
y los ángeles lo guardan.


***

Libro 29 - Dios Manda en Su Gloria que Enseñen - Tomo IV - C6