martes, 12 de junio de 2018

Formas de pedir a Dios

En Sueño Profético hablaban de lo que nace, de lo que muere, del que ama a Dios y a Dios quiere, sin decir: “Señor, ¿por qué me viene este sufrimiento que otros no tienen?”.

Comparaban las dos formas de pedir a Dios. Una era pedir sin Amor y esperar Milagro. Y la otra petición era decir: “Señor, ¿quién soy yo para no subir calvario? Si tu Presencia la llevo, ya estoy viendo Milagro, porque yo no la merezco, por no buscarte aquel tiempo que no necesité Milagro. Si el Milagro va a llevar a muchos a que sigan tus Pasos, ¡Bendito sea tu Nombre!, y adorado por todo el que pise la Tierra. Y al nacer y al morir, tu Nombre con alabanzas se oiga”.

Desperté, oí:

Es más alabanza a Dios, que siempre Le estés pidiendo.

Porque esto ya no es petición, es un contacto del Cielo.

Hablaban del nacimiento y de la muerte.

Decían:

No hay nada que nazca que no muera.

Todo lo que nace, el nacimiento es el nombre y el apellido la muerte.

El hombre es el que puede decir: “mi Vida no tiene muerte”.


***

Libro 32 - La Palabra del Creador - Tomo III - C3