jueves, 19 de enero de 2017

La Alegría de Dios

En Sueño Profético decían:

La Alegría de Dios
la necesita tu cuerpo.

La Alegría de Dios
es fuerte Medicamento,
que este Medicamento hace falta
para darle vida al cuerpo.

La alegría de Dios
te empuja a subir la cuesta.

Dijo uno:

Al hombre le hace falta
hacerse amigo de Dios,
y ya siente que la Alegría
es la Compañía de Dios.

Es mala interpretación
poner la palabra alegría
cuando estás lejos de Dios.

Desperté, oí:

La Alegría que lleva Dios
no te aburre ni te cansa,
y puede que risa no dé tu cara,
porque la Alegría es
en acción y en palabras.

Esta Alegría da fuerza
porque Dios va en tu compaña,
y ya te haces roca, hierro o muralla.

Debería el hombre pedir a Dios
que esta epidemia llegara.

Epidemia de sentir
que a Dios llevas de compaña.


***

Libro 30 - Investigaciones a la Verdad - Tomo IV - C5