lunes, 28 de noviembre de 2016

Camino ancho, camino estrecho

En Sueño Profético se vio un camino ancho, y este mismo camino terminaba estrecho, tan estrecho, que dos juntos no cabían echando el mismo paso, o sea, dos hombres emparejados.

Ya dijo la voz del Cielo:

Este camino es corto, y a veces también es largo.

El ancho lo pasan muchos. El estrecho, pocos hacen por pasarlo. El ancho es la vida que tu cuerpo está llevando. El estrecho tienes tú que querer pasarlo y seguir hasta el final, donde Dios está esperando, y ya no te llega muerte cuando el camino has pasado.

Desperté, oí:
El camino ancho
es el de la Tierra,
el que el hombre traza
y del estrecho se aleja.

En el ancho es libre.

En el estrecho,
la Libertad la desprecia.

Y este desprecio te hace
que ya vivas Vida Eterna.

Si el hombre amara a Dios,
el ancho
también lo metería en la Gloria.

Pero el camino ancho
está lleno de pecado,
de ira y de protestas,
y de soberbia.

Si esto el hombre no lo practica,
que cuente que vive Gloria.

Piensa en el camino ancho
y desprecia lo que nombran.

Y ya pasas el estrecho
con la Paz de compañera.


***

Libro 27 - Dios Habla al no Quiero del Hombre - Tomo II - C3