jueves, 21 de mayo de 2015

Palabra sin comprender es mejor que no se diga

En Sueño Profético decían:

Tu voluntad es mandar Oración a esta Gloria. El espíritu percibe la Oración, cansa a la materia y ya espera el Mando del Arrobo dejando el Sueño Profético, que es intimidad de espíritu a espíritu.

Dijo uno:

Este Sueño puede ser corto de tiempo por no haber sueño que horas dure. Pero puede haber cortas palabras con grande Enseñanza, que no será comprendida como no sea explicada por el mismo espíritu que viene, que a veces ni explicada sería comprendida si no sabes a que van las palabras que en el Arrobo decían.

Desperté, oí:

A veces son unos minutos contrarrestando a lo que vivió carne y espíritu.

Enseñando a conocer lo de Aquí o lo que no es por Dios mandado.

Estos Arrobos precisan estar ya muy bien formados en esta Teología.

Pues dicha sin comprender es mejor que no se diga.


***

Libro 67 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo VII