miércoles, 26 de junio de 2013

Cuatro asignaturas

En Sueño Profético decían:

Dios elige para enseñar caridad, pudor, comprensión y haber vivido sufrimiento.

Si no has pasado estas asignaturas, tu enseñanza no es del Cielo. Son cuatro, pero en las cuatro tienes todas las razones para no perder lo Eterno. Que lo Eterno es gozar de un mundo donde no existen cuerpos. Existe Poder de Dios y espíritus ya purificados con el “Sí” de Dios. Sin este “Sí” no entra el espíritu, aunque ahí le vieron traje bueno, que es el cuerpo: materia que tapa al espíritu o que descubre que esto Dios está viendo.

Dijo uno:

La Enseñanza del espíritu tiene que ser la Palabra de Dios. La palabra del hombre es temporal, equivocada, variable y con reforma. Una misma generación puede tener varias enseñanzas, depende del mando que dé el hombre. Esta enseñanza no sirve para el espíritu.

Desperté, oí:

Estas cuatro asignaturas, que las piense el hombre si las practica.

Que empiece:

¿Dónde hago Caridad? ¿Cuido el pudor y lo enseño?

¿Mi comprensión va quitando del pecado y entregando el Perdón?

Si sufrí y estoy sufriendo, ¿digo: “¡Bendito sea Dios!”?

Si estas cuatro asignaturas las practicas, ¿qué extraña que elija Dios?

Si Dios espera al que pecó, ¿qué hará con el que adoró?


***


Libro 18 - Dios No Quiere, Permite - Tomo III - Pag. 11-12