jueves, 9 de diciembre de 2010

Habrá más viviendas - Libro 85 - Meditaciones y Palabras Directas con el Padre Eterno - Tomo IX - Pag. 69-70


En Sueño me explicaban:

Cuando el niño hace algo mal hecho, se conoce si ha sido hecho por la ignorancia de su corta edad o por la acción del espíritu del mal para formar la discordia. Para esto es tu Enseñanza.

Ignorancia del niño es pedir objeto de una fabulosa cantidad, y esto pedido con naturalidad. O lo contrario: despreciar lo de valor, no saber el peligro, reír en la desgracia o llorar en la alegría. Esto es materia infantil.

Las reacciones violentas no son propias en el niño. Éstas, tiene que saber corregirlas el mayor, para que este espíritu no sirva de vivienda para el mal espíritu.

Si los mayores no están preparados, entonces habrá más viviendas.


***