sábado, 3 de agosto de 2013

Dios siempre está delante del hombre

En Sueño Profético decían:

Es falta de sentido común decir que amas a Dios, pero que no quieres hablar con el que dice: “Dios habla en mí”; esto es pedir comida, tener hambre y cerrar la boca; esto es ver el difunto y no aceptarlo hasta que leas el certificado de defunción.

Cuando Dios Le habla al hombre, el que quiera saber si es verdad, no le hace falta nada más que querer saber de Dios, y ya Dios hará que éste lo vea a Él.

Dios no habla para que su Palabra sea un comentario más para el hombre, Dios habla para que tú sepas que Dios Vive y para ver si tú Lo amas, y para que el que Lo ame, disfrute de esta Gloria, Lo ame más y enseñe a que Lo amen otros.

De Dios se habla como si Dios no estuviera siempre delante.

Desperté, oí:

Dios siempre está delante del hombre.

Pero si no Lo amas, no Lo ves.

No Lo ves y Lo ofendes.

Y Él te ve, te oye y te deja que Lo ofendas.

Hay quien cree que callando no ofende a Dios.

A Dios Lo alabas con hechos y palabras.

Y con tu silencio puedes ofenderlo.

Tú puedes tener silencio de palabras y guerra de espíritu en contra de Dios.


***


Libro 1 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo I - Pág.