domingo, 31 de enero de 2010

Carrera Eterna - Libro 52 - Dios Habla Al No Quiero del Hombre - Tomo IV - Pag. 84-85-86


En Sueño Profético decían:

Para saber del espíritu tienes que coger esta Enseñanza como cogen los estudios. Empiezan por aprender a leer y a escribir. Esto va avanzando y ya estudian carrera. Si la terminan, tendrán título. Pero piensa si no empiezan por las primeras letras, ¿cómo tener carrera y título? Pues ahora haz un pensar: No querer saber ni aprender de esta Carrera Eterna, que el título es concedido a las obras de caridad y al amor al prójimo, es vivir esperando el Título Eterno que sin estudios espirituales no puedes conseguir, ni subir al Cielo.

Ya si vas aprendiendo pudor para el cuerpo, tu forma de vivir retira al que pecado está haciendo.

Dijo un espíritu de Dios:

El servicio que hoy has hecho al cuerpo que se nota enfermo, ha sido obediencia a Dios, ánimo al enfermo, que este ánimo es el mejor medicamento. También Dios puso su Poder, haciendo que la comunión -Cuerpo de Cristo-, se convirtiera en "Venero Divino", siendo este "Venero" para el enfermo.

Desperté, oí:

Hablaban en el arrobo de muchas cosas diferentes, pero todas eran nombrando a los que están cerca y a los que están lejos de este caso.

Decían, que si el que su voz quiere cantar estos Mensajes, lo hace, se formará grande Escándalo y la vida del Elegido tendrá grande cambio.

Hoy hay pocos que digan: "Señor, que mi comportamiento sirva para que tu Amor a mí me dé Mando.

Ya que mi vida es tuya, y por ser tuya, yo te pido Mando".

"Señor, no sé cómo pagarte el Premio que me has dado.

El estar con el Elegido ha sido un Premio que ha venido a mí. ¿Dime Señor cómo te pago?"

Este pensar llega al espíritu que ha Dios está amando.


***