domingo, 13 de enero de 2013

Es más pena conocer y perder, que no conocer


En Sueño Profético decían:

Es más pena conocer y perder, que no conocer. Pues esto ocurrirá, y en sitios ya está ocurriendo, que se están quedando atrás los que fueron los primeros.

Esto es viaje que haces sin parada y sin regreso. Que el Amor a Dios es el equipaje de grande valor que nunca te pesa ni le das olvido. Al revés, que vas vigilando. Y si a alguien vieras que fuera a quitártelo, pronto tú dirías que era aquello tuyo.

Pues, ¡cómo dejar tu sitio primero, que lo coja el último!

Por eso aquí van estas Frases que dictan en Gloria: “Es más pena conocer y perder, que no conocer”.

Dijo uno:

El Instrumento de Dios siempre lo verás sin cambio. Y a todos les va llevando el mismo premio que Dios ya le ha dado. El llevarlo es sin cambio. El que recibe es culpable si no le pone el Amor como del Cielo bajado.

Dios Arroba y da Mensaje para Enseñanza de los buenos y los malos. Los buenos, para que ejerzan lo que Dios tiene mandado. Y los que viven lejos de Dios, a este ejercer ya se irán acercando.

Tú ejerce lo que es de Dios y espera recibir pago.

Desperté, oí:

Es la misión del que recibe en Gloria, 
dar en todos sitios el mismo parte.

Sin preferencia al repartir.

Pero los hombres no hacen 
a Dios el mismo recibir.

El Amor de Dios 
lo lleva el Elegido 
de medicamento para el espíritu.

De lanza, como el guerrero, 
para ahuyentar los espíritus 
que trabajan en contra del Cielo.

Apúntate a este viaje 
sin parada y sin regreso.

Que la estación de la Gloria 
nunca te dará desprecio.

No hay alegría mayor, 
que hacer servicio a este Cielo.


***

Libro 20 - La Palabra del Creador - Tomo II - Pag. 28-29-30