miércoles, 16 de enero de 2013

“ES MI ESPÍRITU EL QUE INUTILIZA AL DEL HOMBRE”


En Sueño Profético yo decía:

Señor, qué será, que Tú te entras en mí, o a mí me entras en Ti.

Apareció el Señor, y yo ya no me veía. Desapareció Dios Hijo, y ya me veía yo, y ya no veía a Él. Esto me lo hizo cuatro o cinco veces, pero muy rápido. Ya sin verlo dijo:

   –Es mi Espíritu el que habla, pero sin mi Materia ni Imagen. Es mi Espíritu el que inutiliza al del hombre. En el momento de hablarle al hombre, el espíritu del hombre queda sin acción ni voluntad. A todos los Lugares que Yo cogí para que me conociera el hombre, dejé su espíritu sin actividad. Es mi Espíritu el que entra en la materia, carne conocida por el hombre.

Desperté costándome mucho trabajo. Oí:

Nuestros ruegos y peticiones alaban a Dios Padre.

Y suplicamos al Hijo, sea nuestro espíritu al servicio de esta Gloria.

Nuestro gozo es llevar la Palabra de Dios con el Espíritu de Dios.

Si tú amas a Dios, tu gozo es traer a esta Gloria.

El espíritu que amó a Dios ahí, hoy está Aquí.

Ahí Lo amó y Aquí Lo contempla.


***

Libro 1 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo I - Pag. 24-25