viernes, 18 de enero de 2013

Mensaje de miedo


En Sueño Profético decían:

Si hicieran un pensar, el que está en contra de Dios viviría cubierto en miedo cuando viera este seguir que Dios manda desde el Cielo.

¿Quién puede subir estos Escritos donde los han subido, sin poderoso de la Tierra decir: “yo puedo subirlos por el Poder que Dios a mi cuerpo deja”?

Esto, el Elegido no se lo ha oído a ninguno. Él va dando reverencia a los grandes de la Tierra y a los chicos. Él recibe el mal trato por decir que Dios existe, y que lo lleva a su Gloria, donde materia no existe.

Si el hombre pensara esto, vería que era Dios el que a Ella la lleva.

¿Quién puede nadar donde grande corriente hubiera, que arrastrara toneladas? Pues más difícil es llegar donde estos Escritos llegan y no los pueden parar.

Si el hombre pensara esto, miedo le daba el pensar: “Si todo lo que yo tengo, me lo tengo que dejar y presentarme sin cuerpo Al que no hay ser con vida que engaño Le puedan dar”.

Si el hombre pensara esto, echaría el paso atrás, aunque Aquí ya no sirviera.

Dijo uno:

Este Arrobo no dicta lo que el hombre no quiere Dios que lo sepa.

Este Arrobo, haces números, y te da justa la cuenta, cuando pienses a los sitios que han llegado estas Sentencias.

Desperté, oí:

Es el Mensaje de miedo,
cuando pienses en la muerte,
que la muerte es a tu cuerpo.

Al espíritu no lo mata,
porque es uno que flota,
que no llegan las balas.

¡Qué cierto que dan mal trato,
y se enfrenta indiferencia,
el que más puede en la Tierra
cundir estas Palabras,
que las llevan sin materia!
  
Éstos creen que sus cargos
después de muertos les sirven.

Y no saben que el espíritu
deja muerte y él vive.

El hombre cree que es algo,
y no sabe que si no ama a Dios,
no sirve.

¡Qué miedo le llegará 
al que vea que esto sigue!


***

Libro 17 - Investigaciones a la Verdad - Tomo II - Pag. 71-72-73