miércoles, 19 de febrero de 2014

Cántaro de cristal, cántaro de roca y hierro

En Sueño Profético decían:

Por la abundancia de estas Comunicaciones Divinas, Dios hace que el Instrumento sea cántaro de cristal, cántaro de roca y hierro.

Que el cristal te deja ver si el cántaro está lleno; y el hierro y la roca que bajan del Cielo, no hay manos de hombre que puedan romperlo.

Si esto así no fuera, sería un secreto. Que el hombre diría: “yo qué sé lo que va por dentro”.

Dijo uno:

Si sigues el Caso desde aquel momento que Dios lo mandó sin que sea secreto, ya tendrías llenos montones de cuadernos con las indiferencias y negaciones que el hombre le ha hecho.

Aquí, viendo cántaro de cristal, que no te oculta lo que hay dentro, pues viéndolo, han querido romperlo, y Dios, entonces, hace al cántaro de roca y hierro.

Desperté, oí:

Si no estás lleno de Dios,
nadie lo puede ir viendo.

Porque en el sitio que está vacío
se meten espíritus que no son buenos.

Y Dios ya no hace cántaro
de roca y hierro.

El hombre que no es de Dios,
no quiere oír Palabra de Dios.

Y el Instrumento
que Dios lo convierte en roca,
llevando el Poder de Dios,
no lo cansan los desprecios.

Y sigue su caminar
en defensa de su Dios.

El hombre vive por Dios,
y Dios en la Gloria lo espera.

Y el pago que el hombre da
es no querer saber de Dios,
y su Gloria la desprecia.


***

Libro 20 - La Palabra del Creador - Tomo II - Pág. 227-228