miércoles, 23 de mayo de 2012

El hombre, si quiere, ve a Dios

En Sueño Profético decían:

El hombre, si quiere, ve a Dios; ve a Dios porque Dios quiere que el hombre lo vea. Dios podía dejar que el hombre Lo viera cuando soltara el hombre la materia, pero ya no era vivir con Libertad, y Dios tenía que decir: “Éste, conmigo; y éste, separado de mí”. Dios siempre está comunicando espíritus de su Gloria al hombre. Dios siempre está haciendo que veas su Poder. Todo lo creado por Dios no obedece al hombre. Todo lo creado por Dios, obedece al Dueño. Aquí ve a Dios el hombre si quiere. Hay quien no quiso ver a Dios, porque no hacía lo que Dios mandaba; éste no tuvo propósito de enmienda. En su Vida Pública hubo quien peco mucho y quiso verlo; éste sí tenía propósito de no pecar más. Había pecadores que Lo seguían, éstos Lo seguían e iban oyendo insultos del que se creía había estado siempre limpio de pecado. Dios, con su Mirada, buscaba al que fue pecador, porque sabía que ya Lo amaba.

Desperté, oí:

El que busca a Dios, aunque mucho haya pecado, éste Lo ve.

El que cree que no ha pecado y no busca a Dios, ya está pecando.

Si no pecas y no buscas a Dios, tú no verás su Gloria.

La Gloria de Dios, Dios la tiene para el que Lo busca.

Si Dios te busca a ti, tú tienes que entrar en su Gloria.

Si Dios se hiciera presente al hombre, el hombre no pecaba.

Dios se hace presente al hombre cuando tú Lo buscas y Lo llamas.

Dios te responde olvidando tus pecados.

Responde porque te Ama, y olvida por no perderte.


***

Libro 1 - Meditaciones y Palabras Directas Con El Padre Eterno - Tomo I - Pag. 144-145