jueves, 31 de mayo de 2012

El Poder es inmenso, pero el Amor lo rebasa

En Sueño Profético decían:

Dios obedecía al Padre siendo Hombre. Hoy es Tres en Uno y una sola Voluntad.

Si Dios actuara con el Poder de Dios, no era Dios. Dios es Amor y Poder. El Poder es inmenso, pero el Amor lo rebasa. El Amor es de tal fuerza, que inutiliza el Poder. Donde hay Amor, no actúa el Poder.

Desperté, oí:

El progreso intenta anular a Dios.

Pero como Dios es el Progreso, Éste no permite ser anulado.

Se puede obedecer y no creer, pero no se puede creer y no obedecer.

La ira, la soberbia y la violencia son de un mismo tronco.


***

Libro 4 - Te Habla el Profeta - Tomo I - Pag. 241