miércoles, 3 de junio de 2015

El hombre sin Dios es trigo mojado

En Sueño Profético decían:

El hombre con tanto valorar las cosas materiales se ha retirado de Dios. Al hombre lo engaña lo que no dura y lo que le lleva al pecado. El hombre sin Dios nada verá malo y pedirá leyes que a Dios vaya apartando. El hombre sin Dios es trigo mojado, que ni sirve para granero ni puedes en sacos guardarlo.

Dijo uno:

Es peor, mucho peor, vivir sin Dios que vivir sin tus dos brazos el tiempo que estés ahí. ¿Qué valor tienen los brazos si lo comparas con el espíritu? Esto es lo que el hombre no piensa y ya vive sin Dios, haciendo cuarenta cuentas y nunca llega final. Él pone los números y otro coge la renta.

Este es el juego de la vida si la vida a Dios no das. En cambio, si a Dios lo pones en todo tu admirar ten por seguro que la renta tú la cobrarás, porque Dios paga factura al que factura le da.

Desperté, oí:

Tú quiere que quieran a Dios, que el Cielo es lo verdadero.

No consientas que te venden para que te sientas ciego.

Pues los ciegos de los ojos viven con la Luz del Cielo.

Pero los ciegos de espíritu Aquí no tienen remedio, porque ahí tuvieron vista y no miraron al Cielo.

Tiene el hombre que enseñar que Dios sea lo primero.

Pues si sigue como va habrá diluvio con fuego.

Y los pocos que se salven ya empiezan un Mundo nuevo.


***

Libro 65 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo V