viernes, 28 de agosto de 2015

Amor de locura

En Sueño Profético hablaba Teresa de Ávila, contaba la locura de este Amor y la incomprensión del hombre:

Un día, cuando ya estaba fuera del convento haciendo mi vida de gran actividad, vinieron unas a decirme:

Teresa, ¿tú crees
que si no estás en el convento,
a Dios puedes amar más?
Porque dentro del convento
tienes más medios de orar,
porque la vida del claustro
te aparta de lo demás.
Piensa un poco fríamente
y después eliges ya.

Yo contesté, y no era yo
la palabra “contestá”:

¡Si yo no puedo elegir!
¡Que a mí me han elegido ya!
Y me ha entrado esta locura,
locura para gritar,
para ver si esta locura
yo pudiera contagiar,
y decir: “no hay nadie cuerdo,
que yo he contagiado mi mal”.

¡Este mal, el que lo padezca,
no quiere jamás curar!

Yo siempre amé con locura,
y a Dios no puedo engañar.
Nunca le pedí salud,
para esta locura quitar.

Desperté, oí:

El hombre le llama estar loco
al que Dios lo trae Aquí.

Pues sí, que es Amor de locura,
Amor de Amor sin cansar,
Amor que nunca te cansa,
Amor que quieres amar.

Más quisiera yo amarlo
y luego poder gritar.

Que me digan que estoy loca,
pero yo Lo amo más.

Esta locura te honra,
cuando sea por amar
a este Dios que Aquí en la Gloria
espera “pa” perdonar
a aquel que no estuvo loco,
porque nunca supo amar.

¡Ay locura que me honra!
¡Ay locura de mi Dios!
¡Ay locura que no sirve,
si no es locura de Dios!

Esta locura se aprende
si estás loca por tu Dios.

¡Que haya muchas Teresas
que mueran locas de Amor!

TERESA DE ÁVILA

***

Libro 12 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo II - C5