martes, 29 de diciembre de 2015

El Amor a Dios

En Sueño Profético decían:

No puedes amar a Dios
y no entender lo que es de Dios.

No puedes amar a Dios
si no vas por su Camino.

No puedes amar a Dios
si al Prójimo tienes en olvido.

Y no puedes amar a Dios
si intentas el corregirlo.

El Amor a Dios
te lleva por su Camino,
y en este Camino
ves lo que es del hombre
o lo que es suyo.

Dijo uno:

En estos Escritos, el que ama, va leyendo y alabando a Dios. En estos Escritos ves la diferencia: cómo dicta el hombre y cómo dicta Dios. En estos Escritos encuentras refugio para tu Salvación.

El que aquí desmintiera, es no querer que la Palabra de Dios siga entre el hombre, dando vida al espíritu para defenderse del pecado.

Aquí verá el hombre gran diferencia de lo que él escribe, aunque fuera para enseñar de Dios. Si dice: “Dios me lo dice”, ves mentira, aunque sea con buena intención.

El Mando de Dios, su Acción y su Lenguaje, no se pueden imitar, ni con buena fe, ni por hacer daño. Esto pronto es conocido, porque Dios no lo permite, cuando sea para enseñar. Cuando sea porque tú ames, tu Amor te puede hacer ver y oír, y ¿por qué no ser verdad?

Pero este Caso no puede ocurrir mientras no sea Dios el que quiera y Él mande que sea cundido para frenar y que no siga la indiferencia del hombre a todo lo de Dios.

Desperté, oí:

Intelectual, rudo y necio,
si quieren, ven la Verdad.

Esto está tan claro
como el sol y la lluvia,
que no se pueden tapar
a cultura ni a incultura.

Esto, si lo lees ligero,
tienes que volver atrás.

Pero si lo lees despacio,
te deja grande pensar:

“Yo no quiero”. “Yo si quiero”.
Pero se ve la verdad.

¡Ilumíname, Dios mío,
qué debo contestar
cuando oigan mis oídos
que Esto no es verdad!
 
Dios permite al hombre
que el hombre no Lo quiera.

Dios permite al hombre
que se maten como fieras.

Pero que coja su Nombre
y haga una falsa novela,
diciendo: “Dios me lo dice”,
esto, se acabaría el mundo,
pero Dios no lo permite.


***

Libro 18 - Dios No Quiere, Permite - Tomo III - C5