viernes, 7 de septiembre de 2012

Buscar a Dios por precisión o por Amor

En Sueño Profético decían:

Buscar a Dios por precisión, no es buscarlo por Amor.

El que Lo busca por precisión, no busca a Dios; busca quien le resuelva o le quite sufrimiento, o problema que tenga.

El que Lo busca por Amor, no tiene más precisión que amarlo.

Dijo Teresa de Ávila:

Es que cuando amas a Dios,
no te acuerdas de que es Dios.
Porque si empiezas a amarlo
pensando en su Poder,
ya no es Amor de Amor,
es amor de interés.

Yo, cuando empecé a amarlo,
en verdad que no sabía
lo que este Dios podía dar,
ni al final, lo que daría.

Lo que sí tengo presente,
es cómo me entró el Amor:
me entró con fuerza de viento,
de aire o de ciclón;
sentía el bamboleo,
bamboleo que es de Dios.

Y ahora viene lo difícil,
para el que no tiene Amor:
comprender, cuando tú dices,
esto me lo ha dicho Dios,
y me ha hecho ver su Gloria,
y yo le he pedido perdón,
perdón para el que no me crea
cuando diga: esto es de Dios.
Y diga palabras necias,
por quitarle su valor.

Desperté, oí:

Yo, a todos les diría,
cuando busquen a este Dios,
que Lo busquen amando mucho,
olvidándo de que es Dios,
ni que puede darte mucho,
ni mandarte tu Perdón.

¡Ay Dios de esta Gloria y Tierra!
¡Ay Dios grande en el Amor!
¡Ay Dios que sufres y penas!
Penas que quisiera yo
sufrirlas y publicarlas,
y decir: esto es de Dios,
que me ha regalado estas penas,
que se las he pedido yo.

El Amor de Dios te lleva
a que te olvides de "to",
te lleva por el camino
que vas pisando Amor;
te mete en esta Gloria,
y ya te encuentras con Dios,
y luego te da perfume,
perfume que llevas tú,
perfume que es Gloria pura,
perfume que Dios te dio,
perfume que impregna al mundo,
al mundo que ama a Dios.

TERESA DE ÁVILA


***

Libro 5 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo I - Pag. 219-220-221