lunes, 9 de junio de 2014

El espíritu rebelde

En Sueño Profético decían:

Donde sientas Paz, allí está Dios (Paz de espíritu). Si no hay Paz de espíritu no verás buena acción.

El espíritu rebelde no tiene la Paz de Dios. Éste busca otros caminos que no son caminos de Dios. Aunque te parezcan buenos, no son caminos de Dios.

Dijo uno:

Al espíritu rebelde
le molesta el contacto de Dios.

Y no busca al Mensajero
que Dios Mensaje le dio.

Esta maldad de este espíritu
la va notando
todo el que ame a Dios.

Porque la Paz va robando
a espíritus de Dios.

Por eso, el que Dios trae,
nota tal separación
de un espíritu noble
a un espíritu en contra de Dios.

Esto, si quieres, aprendes
del Portavoz que elige Dios.

Pero tienes que cogerlo
como Mandato de Dios.

Estos que como Mandato lo cogen,
ya viven la Paz de Dios.

Desperté, oí:

¡¿Cómo no se darán cuenta
que conocer los espíritus
tiene que ser un Poder
que manda Dios?!

El espíritu que la carne se comporta,
puede estar lejos de Dios
si no admite el consejo
que le dice el Portavoz.

Y una carne despreciada
por su vida y su actuación,
puede tener un espíritu
queriendo la  Paz de Dios.

El espíritu rebelde
huye del Mando de Dios.

Éste nunca tendrá Paz
ni aceptará lo de Dios.

Dios enseña al Elegido
a conocer actuaciones del espíritu.


***

Libro 18 - Dios No Quiere, Permite - Tomo III - Pag. 50-51