domingo, 22 de junio de 2014

Letras Divinas y temas inagotables

En Sueño Profético decían:

El espíritu es el que sirve para comunicarse con este Cielo; El espíritu que ame a Dios entenderá este Lenguaje grandioso, rico en Amor y seguro de no pecar haciendo su Enseñanza; El espíritu es el educador de la materia; Según se presente y se comporte la materia, ya sabes el espíritu que la enseña.

Dijo uno:

Esta Gloria sin Palabras, hay Enseñanza con letras Divinas y temas inagotables; Aquí se vive sin ansias de querer nada; Aquí se vive sólo pidiendo y rogando para que el hombre se salve, para que el hombre viva amando o pidiendo a Dios el Perdón, para que el hombre piense: “ya se acabó el pecado, ya daré mis servicios para honra de Dios”.

Dijo el mismo:

Siendo dos mundos y Dios el mismo Dueño, en uno da Libertad; en éste, cuando ya vienes, jamás habrá Libertad por estar Dios Padre presente; ahí estás con Dios si tú quieres.

¡Es tan Inmenso este Dios en la Libertad que da al hombre, que si quisieras pensar, más verías su sufrir por la Salvación del hombre!

Desperté, oí:

Pensando lo que eres tú
y pensando lo que es Dios,
ves que no te pide nada,
tan sólo tu Salvación.

¡Es tan hermoso decir:
“Dios me deja, siendo Dios”!

Y me deja que en su mundo
no cumpla lo que mandó.

Aquí ves la diferencia
del hombre que manda leyes.

Aquí ves que siendo Dueño,
vas a la Gloria si quieres.

Tú sufres y no Lo amas,
y Él sufre porque te quiere.

Si haces este pensar,
fijo que a la Gloria te vienes.


***

Libro 11 - Te Habla el Profeta - Tomo II - Pag. 41-42