lunes, 16 de mayo de 2016

¡Qué mayor Teología!

En Sueño Profético hablaban del Mensaje anterior. Sacaban frases grandes y cortas y decían que nadie podía decir: “Yo no estoy para entenderlas”.

Dijo uno:

Quién no va a entender estas Palabras pronunciadas por Dios Hijo:

     - Yo vivo en ti (porque su Palabra es vida) y Yo siento el Amor y el desprecio.

Estas Palabras leídas, oídas y dichas las aprende cualquiera, tenga la inteligencia que tenga, infancia, juventud, madurez o edad que ya va abandonando la Tierra. ¿Quién no va a comprender que si amas a Dios das contentos y Gloria, y que si su Amor desprecias a Él le llega el sufrimiento? Si el hombre buscara a Dios lo encontraba en estos Libros.

Cómo te habla el Mensaje anterior de Dios Espíritu, de Dios Hombre y de Dios Palabra. No hay escritos como Éstos, tan cortos y con contenido teológico, aplicables a todas las mentalidades si el educador es de buena voluntad. Aunque luego a Dios se confiese por su vida anterior al tener estos Libros en sus manos.

Desperté, oí:

No hay escritos que te hablen de Dios Palabra como te hablan estos Libros.

Estos Libros son Teología dicha con Amor, pero llevan grande fuerza que detiene al pecador.

No cansan su infinidad de Parábolas que Dios manda que escriba con la Visión que Él manda hacer en la Gloria.

No hay Palabra, aquí escrita, que digas que no es Teología.

Todos los Escritos empiezan o terminan con la Palabra de Dios.

¡Qué mayor Teología!


***

Libro 67 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo VII