miércoles, 22 de junio de 2016

Coge de la Tierra aquello que venga al Cielo

En Sueño Profético decían:

Saca este último párrafo del Mensaje, y ya dale valor a las Palabras.

Esta Vida es sin suelo, sin cuerpo, pero Eterna.

Enseñan en Gloria que den preferencia a esta Vida, y después a esa de suelo.

Dios no te puede decir que llore el espíritu y que ría el cuerpo. Dios no te puede decir que cuides el nido antes que lo que hay dentro. Tú puedes cuidar el nido para que sirva a lo que hay dentro, y una vez que vuelen pájaros, deja el nido allí quieto.

Dijo uno:

Hay “Permitir” de Dios que tienen Premio guardado para el Camino de Dios. Que si ese “Permitir”, Dios no lo hubiera dejado, nadie te pondría de ejemplo para ir de Dios enseñando. 

Desperté, oí:

Sean Palabras tajantes
las que te vayan del Cielo.

Sea tu consejo dado
sabiendo que agrada al Cielo.

Pues la Tierra se hace dueña
de lo que llega a este Cielo.

La Tierra tiene disfraces
que engañan al malo y al bueno.

La Tierra ya te prepara
y te hace prisionero.

Al bueno lo lleva al mal,
y al malo
no lo deja que sea bueno.

Coge de la Tierra
aquello que venga al Cielo,
y quítate las cadenas
que tú mismo te hayas puesto.


***

Libro 18 - Dios No Quiere, Permite - Tomo III - C5