viernes, 24 de junio de 2016

Pon primero la Cultura que de la Gloria te llega

En Sueño Profético se oía la Voz de Dios Hijo en estas Palabras:

Asegura que el que Me ama conoce mis Palabras. Mis Palabras son las mismas de antes de bajar a la Tierra. Yo bajé a enseñar a vivirlas. Hoy, mi Mando es la misma Enseñanza”.

Quedó un breve silencio, y dijo un espíritu que Dios le dio el Mando:

El hombre sabe que Esto no es del hombre, pero no quiere que sea de Dios. Si amara, conocería el Leguaje de Dios.

En este arrobo, Dios no ha dado Mando –en el empiezo del arrobo– a los espíritus de su Gloria. Dios da Eco a sus Palabras, para que el hombre piense que si no conoce, no ama. Y si la razón ya le obligara a conocer sin amar a Dios, sigue siendo enemigo de Dios.

Este Caso es único y el hombre no puede ponerle palabras ni argumento que lo desmienta.

Desperté, oí:

A más oyes estos Mensajes,
más ves que no interviene el hombre.

¿Quién se atrevería a escribir
el empiezo del Mensaje?

¿Quién se atrevería a decir:
“Dios decía esto en Sueño,
y me lo manda escribir
diciendo que lo presente
a talentos de la Tierra”?

Talento:
nombre bien dado en algunos.
 
En mayoría, suspensos
en conocer la Cultura del espíritu.

Que esta Cultura es conocer
a Dios Padre y a Dios Hijo.

Y tener la confianza
que Él manda y mandará a su espíritu,
cuando quiera y donde quiera,
por ser un Dios Único.

También tiene que estudiarse
que sólo hay dos sitios.

Hazte culto
de la cultura de la Tierra.

Pero pon primero la Cultura
que de la Gloria te llega.


***

Libro 19 - Dios Manda en Su Gloria que Enseñen - Tomo III - C5