domingo, 19 de junio de 2016

Extraña más lo que tú no haces, que lo que estás haciendo

En Sueño Profético decían:

“Extraña más lo que tú no haces,
que lo que estás haciendo”.

De los Elegidos
extraña su caminar,
porque muy pocos los siguen,
y no extraña el ver
como de ellos se alejan
porque tú también lo hiciste.

Que esto le hicieron a Dios
en el último sufrir.

Muy pocos Lo acompañaron
cuando ya iba a morir.
¡Que no murió, que Lo mataron!
Pero Vivo está en el Cielo,
igual que estuvo en la Tierra.

Aquí Lo ven los espíritus sin cuerpo,
los que vivieron ahí
y sabían que no era muerto
y Lo llamaban en el grande sufrimiento.

En el chico se callaban,
para no hacerle sufrir,
quitándole la importancia.

Este dicho es de Teresa de Ávila:

“Busca a Dios en el sufrir
cuando tu sufrir sea grande,
y cuando sea chico
no te retires de Él,
y nunca lo verás grande,
y ya te extrañará
lo que el Elegido hace”.

Desperté, oí:
Tan sólo con el empiezo del Mensaje, ya habría una buena meditación si se pusiera en sitio que el hombre, por fuerza, saliera y entrara.

“Extraña más lo que tú no haces,     
que lo que estás haciendo”.
Lo que está haciendo
te hace pensar leerlo.

Si tú crees y amas a Dios,
ves normal, otro, quererlo.

Si tu vida das por Dios,
el pecado se va lejos.

Piensa:
“Si tú a Dios no Lo sigues,
¿cómo te va a extrañar
el que de Él se retire?”.

Busca a Dios en el sufrir
cuando tu sufrir sea grande,
y cuando sea chico
no te retires de Él,
y nunca lo verás grande.

Para que pienses y no olvides
va repetida la frase.


***

Libro 15 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo III - C5